La guerra comenzó porque las energías-ideas se dividieron por tener diferentes maneras de pensar.

Cuando el principio único emanaba sus energías-ideas de conocimiento, entendimiento y amor, los hijos pensamientos se encargaban de ordenarlas y clasificarlas. Sabemos también que parte de esa mente se enfermó, porque intelectualizó el conocimiento, entendimiento y amor y al hacerlo, la mente se dividió en lado izquierdo y derecho.

¿Qué significaba esto?

La mente universal clasificó a las energías pensamientos que se habían enfermado en adversos. Eran pensamientos radicales y contrarios a los cánones universales de positividad.

Por su parte a los que se ajustaban a las normas del todo se los clasificó como pensamientos alearios, porque trabajan en conjunto basados en las disposiciones universales de una directriz que encajaba perfectamente en la simetría de las fórmulas y axiomas del universo.

Esta disfunción etérea produjo en la mente universal del ser uno una confusión en sus ideas, mientras salían llenas de creatividad, las otras salían solo llenas de creación y entre las 2 cualidades hay una gran diferencia.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This

Gracias por tu interés

Si te ha sido útil, compártelo con tus amig@s. Gracias.

Shares