El movimiento de traslación del universo ha llegado a las dimensiones inferiores de planetas, galaxias, sistemas y constelaciones a un punto tal que todas ellas se encontrarán, en algún momento, más cerca de la fuente creadora (dios, principio único, etc.)

 Este acercamiento se repite cada 28 mil años tiempo Tierra. Cuando sucede este fenómeno, el magnetismo de la dimensión primaria, tiende a volverse más sutil, porque se alimenta de cristales-nimeos de las dimensiones superiores.

En este periodo de acercamiento, las dimensiones superiores se comunican con las inferiores, y entre ellas nace una interacción dinámica y muy activa. El intercambio energético es extraordinario en el ámbito científico, tecnológico, espiritual, artístico, etc. Este fenómeno se llama alineamiento cósmico.

En este acercamiento, las dimensiones superiores aprovechan para realizar la cosecha de energías pensamientos que alimentarán a la fuente creadora, las cuales serán recicladas y regresadas como ideas geniales, retroalimentando a la mente universal.

El alineamiento cósmico produce grandes cambios en los sistemas planetarios de las dimensiones densas (dimensión primaria, inferior y de creatividad).

Los seres que se encuentran en las realidades densas tienden a desarrollar sus mentes a tal punto que sus energías pensamientos se expresan como grandes inventores, filósofos, científicos, contactados y canalizadores.

Se verán ovnis y extraterrestres y los fenómenos extrasensoriales se producirán en masa, debido al gran magnetismo que se produce por el acercamiento de las dimensiones al centro, al eje, a la fuente creadora (dios, principio único, etc.)

Se puede definir como la bajada de un gran avatar cósmico, y en esa bajada, este avatar llevará consigo miles de millones de energías pensamientos. Es una cosecha de grandes proporciones.

Es un alineamiento de dimensiones, que se forman en una recta, comenzando por los mundos primarios y llegando hasta los mundos sublimes. Cuando esto sucede, la malla universal encaja sus figuras geométricas y forma una sola, que es el signo universal: el diamante más maravilloso que nos podamos imaginar.

Las dimensiones giran en movimientos de traslación y rotación, pero no en el mismo sentido ni en la misma velocidad: unas son lentas, y otras rápidas.

El universo no es plano: las dimensiones se encuentran entrelazadas horizontalmente y verticalmente, oblicuas e inclinadas. Es muy parecido al átomo, pero bastante más complicado.

Cuando se alinean las dimensiones, forman figuras geométricas produciendo diferentes significados. Al hacerlo, encajan el conocimiento y entendimiento en parámetros de estructuras dimensionales que derivan en circuitos de expresividad universal.

Cuando la mente universal produce una idea genial y la transcribe en el lenguaje universal, estará formando el diamante más perfecto y maravilloso. Esta idea es canalizada por la mente a través de las figuras geométricas, formando un alineamiento cósmico de grandes proporciones. Solo así podrá ejecutarla y plasmarla en el ámbito universal.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This

Gracias por tu interés

Si te ha sido útil, compártelo con tus amig@s. Gracias.

Shares