Cuando comprendemos que todos somos uno y que debemos regresar a nuestro origen. Cuando nos unimos, trabajamos en conjunto, con comunicación, con voluntad, con confraternidad, entonces se crea la armonía.

Si a esto unimos nuestro conocimiento y entendimiento, comprendiendo que todos somos lo mismo, que somos uno, sin diferencias, que podemos convivir, con una conciencia global, en paz y armonía, empezaremos a sentir lo que es el amor, y decimos sentir, no pensar.

El amor es una consecuencia, es la expresión de nuestras energías pensamientos que se manifiesta en el momento que tengamos todos estos parámetros integrados dentro de nosotros, para luego compartirlo con todos los demás y así formar ese todo global.

Estamos empezando a sentirlo, para ser la luz que somos. Cuando la luz se una a más luz, crearemos el amor que nos merecemos por derecho de creación.

Somos, luz, conocimiento, entendimiento y amor.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This

Gracias por tu interés

Si te ha sido útil, compártelo con tus amig@s. Gracias.

Shares