Los mundos superiores comunican las ideas a los mundos regulares. Las ideas son axiomas universales.

Son códigos extremadamente sofisticados, que se comunican a través de la telepatía a los seres más elevados de la dimensión regular. Esta dimensión posee un sistema de comunicación colectiva: todos en uno; lo que es transmitido a algunos, es recibido por todos en el mismo instante.

Las ideas son nimeos grabados de alta frecuencia; o sea, son cristales que contienen informaciones abstractas de imágenes universales, las cuales son entendidas por el simbolismo que las contiene.

Esto significa que los seres de los mundos regulares no necesitan hablar como nosotros. Ellos se comunican a través de símbolos. Se trata de un lenguaje altamente depurado. El cerebro de estos seres capta el símbolo y lo transforma en imagen; esta se plasma de inmediato, se llama percepción inmediata.

Así como los pensamientos de los mundos regulares encarnan llegando hasta la realidad primaria, así ellos, mundos sublimes, se encarnan en los cabezales de los mundos divinos, estos en los mundos etéreos, y por último en los mundos perfectos. De esta forma se produce el descenso y la subida.

Las ideas y los pensamientos no pueden dar saltos de planos a dimensiones; el universo es ordenado y matemático.

Los seres pensamientos pueden pasar de grado en grado, lentamente, para no distorsionar el origen de la idea y el pensamiento. Todos los seres pensamientos salen del mundo regular y van descendiendo para encarnar en los planos hasta llegar a la dimensión secundaria, y continuar descendiendo ordenadamente hasta llegar a la dimensión primaria. Cuando realicen la subida, lo harán de igual manera: en orden.

Con el despertar, nosotros estamos subiendo porque estamos de regreso. Quien despierta primero, ayuda a otros: es una ley axiomática universal. Usa sus dones para el bien universal, y lo hace con amor profundo, porque así está grabado.

Existen miles de millones de mundos regulares; todos son de diferentes mundos, y han venido al planeta Tierra para ayudarnos a avanzar y elevar, solo que el planeta está muy denso.

Aquellos que están despiertos no son suficientes para transmutar la densidad y vencerla. Están mandando mucha ayuda y nimeos grabados, nosotros los estamos respirando y alimentándonos de ellos. Estos se encargan de alimentar el lado derecho de nuestros cerebros y con ello, de limpiar el lado izquierdo. De esta manera despertaremos, sanaremos y recordaremos el camino de regreso.

 El universo lo podemos comparar con una X, porque son las realidades verticales y horizontales que se cruzan entre ellas, formando axiomas matemáticos.

Cada vez que una X se mueve dentro de la probabilidad, tiende a cruzar los planos y dimensiones.

Si decimos que las realidades son pares o impares, ¿qué sucede cuando las energías pensamientos se encuentran en la realidad par?

Hemos dicho siempre que, al desencarnar las energías pensamientos, se albergan en la burbuja-esfera y van a continuar existiendo en algún planeta de esta realidad. ¿Cómo es en realidad esa existencia?

Aquí vamos a tener la clave, y vamos a entender como funciona la mente en realidad. La mente universal es imaginación que evoluciona y eleva. Todos nosotros estamos dentro de la imaginación, más si queremos entender lo que significa realmente imaginación, tenemos que desglosar la palabra para entenderla profundamente.

Imaginación:

Facultad de representar algo real o irreal en la mente.

Apreciación falsa de algo que no existe.

Facultad para crear nuevas ideas o crear nuevos proyectos.

Inventar o representar en la mente.

Sospechar o suponer, teniendo como base indicios o hechos reales.

La realidad impar vive, existe, se desarrolla, siente y piensa, porque la realidad par se lo permite. Todo comienza primero en la realidad par. Si decimos que estas realidades son más adelantadas, entonces nosotros vivimos imaginativamente. Todas las experiencias acontecen primero en la realidad par antes de que sucedan en la realidad impar.

Queremos decir que el planeta Tierra es una réplica del planeta Tierra par, mas es en este planeta par, donde nosotros imaginanos nuestra propia continuidad. Es por esto qué existe la adivinación, la precognición, las profecías. Aquel que puede recordar es porque está recordando o mirando la realidad interior y no la exterior.

En las realidades pares del planeta Tierra, son los voluntarios quienes se encargan de imaginar la realidad del planeta y son ellos los que planifican el desarrollo y la continuidad de las energías pensamientos.

Sabemos que nosotros, planeta Tierra, trabajamos mucho con la lógica y con la fantasía.

Los guardianes y voluntarios del planeta Tierra se encargan de ordenar, clasificar y distribuir a las energías pensamientos que se encuentran totalmente enmarañadas y en total confusión, si no lo hicieran, cundiría el caos y el exterminio.

Vamos a explicarlo mejor: La mente universal imagina constantemente su propia realidad, y la imagina con continuidad y correlación. A nosotros nos sucede algo parecido cuando dormimos, soñamos y al despertar continúamos con nuestras vidas y realizaciones. La mente universal es muy parecida. Nosotros somos sus pensamientos, y al serlo, somos los que formamos sus sueños, les damos la continuidad de su propia existencia.

Así como sucede en la mente universal sucede también en las capas de los cerebros que forman esta mente. Cada zona, grado, plano y dimensión tienen su propia imaginación, y esta se adapta a su propia continuidad, que es, a la vez, la continuidad del otro cerebro, y así infinitamente, hasta llegar a la imaginación total de la mente. Para que la imaginación trabaje en conjunto tiene que tener un comando que la impulse y la active, el generador del orden energético.

Cuando los voluntarios se hicieron cargo de las realidades densificadas, ellos sabían que tenían que ayudar a las energías pensamientos densificadas a crear una realidad que les permitiera vivir en estas condiciones.

Entonces crearon los sueñosEstos se encargarían de planificar y expresar una realidad que tendría que ser igual que la burbuja-esfera. Para ello los voluntarios que vivían en la burbuja debían imaginar concretamente una existencia planificada y ordenada que debía ser igual a la burbuja-esfera, o sea, que los mundos impares debían convertirse en los mundos pares.

Cuando el Principio Único creaba, las energías-ideas ordenaban y clasificaban esta creatividad, y aparentemente la encauzaron en orden, más no fue así.

Veamos porque: La continuidad numérica debía realizarse por correlación y no por semejanza. Al hacerlo de esta forma, ellos hilvanaron una secuencia que se llamó secuencia alternativa. Esto significa que las probabilidades numéricas saltan de la secuencia matemática, pero no de la secuencia lógica.

Cuando las energías pensamientos se densificaron propiamente, desapareció la matemática y restó solo la lógica. Las dimensiones superiores se quedaron con la primera y las inferiores con la segunda.

Las dimensiones inferiores densificadas comenzaron a trabajar exclusivamente con lógica y al hacerlo, una nueva dirección se tomó en el universo, porque la lógica no tiene correlación: es un elemento que reestructura constantemente a los pensamientos y acciones, está siempre analizándolos, estudiándolos y ordenándolos para mantener la secuencia, porque si no lo hiciera, entonces perdería el hilo de la dirección.

El hombre tuvo que aprender a mantener una lógica matemática. Esto significa que nuestros pensamientos deben comenzar en donde se quedaron, y al invertirse, están retrocediendo hacia el primer dígito para comenzar todo de nuevo y poder continuar hilvanando con matemática, queremos decir con racionamiento.

Cuando decimos que las energías pensamientos de las dimensiones inferiores retrocedieron hacia el primer dígito, queremos decir: que las energías pensamientos densificadas fueron interrumpidas en una secuencia matemática número xxx, y a partir del número xxx, la energía pensamiento de los densificados empezaron a retroceder. Por ejemplo: el número comenzó del número 1 al 9. La energía densificada comenzó del 9 al 1.

Queremos decir que, en realidad, la matemática de la dimensión primaria no es el número 3 sino el número 7. Podemos suponer que esta dimensión está regresando a quien le dio la vida y la existencia; sin embargo, para la lógica, el número de la dimensión primaria es el número 3. La dimensión primaria así lo percibe, porque es una realidad invertida. Estas 2 secuencias se entenderán con perfecto equilibrio cuando se unan en el alineamiento cósmico, será el número 6 (dimensión perfecta) el que nos unirá y lo hará de la siguiente forma: el 5 se invertirá y se unirá al 6, y al hacerlo, el círculo se cerrará, formando todos los números en sí mismos.

La secuencia matemática de la lógica se convertirá en un axioma universal. Esto significa que la energía materia y la energía sutil serán una sola.

La forma-hombre habrá alcanzado todos los objetivos de su evolución y elevación. Cuando esto suceda, la continuación matemática sumará todos sus elementos con lógica, y así, la energía pensamiento que no estaba alineada se ordenará ya no por semejanza, sino por correlación numérica.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This

Gracias por tu interés

Si te ha sido útil, compártelo con tus amig@s. Gracias.

Shares