Cuando despertamos, activamos la glándula pineal. En el universo a esta activación se le llama reprogramación energética.

Al activar la glándula pineal, se va a unir a la glándula pituitaria, y estas 2 reactivan a la glándula rima.

La glándula rima se encuentra entre los 2 ojos, su función es equilibrar el cabezal y los 2 terminales (superior e inferior). Cuando se activa, el ritmo, los colores, la vibración, la forma y el voltaje de los nimeos absorbidos son automáticamente transmutados y reciclados.

Nos conectamos con el universo y al hacerlo, comenzamos a construir alrededor nuestro, una membrana llamada campo gravitacional que nos protege de una posible absorción negativa.

La forma geométrica correcta de los nimeos elevados y el campo gravitacional es romboidal.

Cuando estamos despiertos, el cerebro une las 3 glándulas, cierra un circuito que no dejará entrar la densidad y negatividad. Solo entrará la energía sutil, porque tiene la misma forma romboidal que el campo que hemos creado, con la activación de las 3 glándulas. Protegiendo al cabezal y a los 2 terminales.

Al mismo tiempo la glándula pineal emana y distribuye la membrana (campo gravitacional) alrededor de la energía materia (cuerpo físico), protegiéndonos en todos los niveles energéticos. Esta protección se va formando lentamente, al igual que nuestro plano dimensional. Depende de cada uno de nosotros, de la capacidad de elevación y de muchas vidas y reencarnaciones.

Nos cubrimos y protegemos con este campo gravitacional, para salir como un maravilloso ser energético (espíritu) y pasar a otros planos de existencia.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This

Gracias por tu interés

Si te ha sido útil, compártelo con tus amig@s. Gracias.

Shares