Nosotrso estamos en una realidad subconsciente lo que vemos no es real. Estamos en un cuerpo gigantesco llamado Ser Uno.

Nos encontramos dentro de él, en el universo somos considerados microorganimos que vivimos y nos alimentamos de él. Somos microorganismos inteligentes, somos los censores que transmiten todos los datos positivos y negativos al cerebro del Ser Uno.

Además de ser censores, nosotros hacemos también un trabajo de limpieza. Somos microorganismos que fuimos creados con el único propósito de mantener al Ser Uno sano, activo y sin ninguna interferencia que lo pueda dañar.

El hombre es un censor.

Censor: Persona encargada por la autoridad gubernamental o competente de supervisar las obras o someterlas a modificaciones convenientes para que se ajusten a dicha autoridad. Evaluación general o estimativa. Examen y crítica.

Veámoslo desde otro punto de vista, el hombre en el Ser Uno: 

Los millones de energías diseminadas en el universo forman el Ser Uno, el cual se ha dividido en infinitos censores para supervisarse a sí mismo constantemente. La única manera de conocerse fue creando minúsculos censores, de esta forma él está en el Todo y nada se le escapa.

Nosotros también tenemos censores, son las emociones y sentimientosA través de ellos,  percibimos la vida, sin ellos seríamos una materia con vida, pero sin consistencia.

 Somos microorganismos cuyas características principales son captar la existencia y mantenerla libre de toda interferencia.

Existen dentro del Ser Uno millones de microorganismos diferentes que se encargan de mantenerlo sano y vivo, fueron creados y grabados para esta función. La mente del Ser Uno los emana y los coloca en el lugar que le corresponde. Estos microorganismos realizan un trabajo mecánico y repetitivo miles de millones de veces, hasta perfeccionarlo. 

Vamos a explicar el microorgaismo-hombre, porque es el que nos interesa conocer y estudiar.

La función del hombre es ser un censor: él fue creado para ello, es el trabajo que le toca realizar en toda su existencia. Para realizar el trabajo, tuvo que ser creado con las herramientas que lo ayudan en esta labor. Una de estas herramientas es la energía-inteligente. Fue creado para existir dentro de ella. Esto significa que el hombre-censor posee una inteligencia natural, y esta inteligencia es la que mantiene vivo al Ser Uno.

Los microorganismos ordenan, clasifican, expanden, transmiten, mantienen y crean todo lo existente.

Veámoslo así: El Ser Uno es un hombre-energía dividido en miles de millones de microorganismos que juntos forman al Ser Uno, mejor dicho, los miles de millones de hombres-energías forman al Ser Uno.

Llegamos a la siguiente conclusión: los microorganismos son el hombre-energía-ser uno, que se mantiene vivo en sí mismo eternamente.

En conclusión, todos nosotros, trabajamos para nosotros mismos.

Los censores que existen en el Todo cumplen diferentes trabajos, en nuestro caso, el planeta Tierra, tercer grado de la dimensión primaria, tenemos un trabajo de transmutación y limpieza, absorbemos el combustible (la basura) y la convertimos en combustión.

Somos las transmutadores de energía. Esta materia prima es absorbida por las dimensiones superiores y es grabada para mantener el sustento del Todo.

Así como la abeja se alimenta del polen y lo convierte en miel, así nosotros comemos basura y la convertimos en combustión.

 ¿Cómo funciona un censor? 

Nosotros somos microorganismos censores y transmutadores.

El trabajo de un censor es la transmisión energética y esta consiste básicamente en la comunicación.

Cuando nosotros fuimos creados en el laboratorio, la dimensión regular nos otorgó todo lo necesario para este trabajo.

El universo que  conocemos fue creado por las dimensiones superiores, con las fórmulas bases del Principio Único. Ellos completan el lado izquierdo de la masa encefálica y del cerebro del Ser Uno.

¿Por qué decimos que ellos lo completan? Nos preguntaremos: ¿No está todo grabado en las fórmulas desde el principio de la creación? ¿Acaso el lado izquierdo no existía?

Existía, más no estaba organizado, clasificado y ordenado, ellos hicieron este trabajo.

Se creó la forma-hombre con el propósito de colocarle en la realidad densa y hacer de ella un censor. Querían tener la oportunidad de descender, conocer, clasificar y ordenar. Con ello, logaron el bienestar de su Ser Uno. Así pudieron sentir que lo que habían creado nos beneficiaría a todos, solo que nunca sospecharon que la energía-negativa crearía otra realidad y otro Principio Único: un Ser Uno Negativo.

El universo se había dividido en 2 partes y ellas luchaban por la supremacía. Eran 2 fuerzas antagónicas que deseaban fervientemente prevalecer. Existía un Principio Único positivo mental que creaba y nutría a las dimensiones superiores y otro Principio Único creado por la dimensión perfecta que alimentaba a las dimensiones inferiores: Una energía que funcionaba con la combustión alciática y otra que lo hacía con la combustión calorífica. Se habían creado 2 Principios Únicos.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This

Gracias por tu interés

Si te ha sido útil, compártelo con tus amig@s. Gracias.

Shares