Si decimos que los mundos antimateria son nuestros propios pensamientos, entonces ellos son nosotros mismos. “Infinito sin principio ni fin”.

Nosotros existimos en el mismo instante en todas las dimensiones, planos y realidades existentes, y siempre somos nosotros. Toda la realidad del universo en un solo presente. No hay separaciones solo graduaciones.

Esta es la gran diferencia, nosotros le hemos dado muchos nombres, de ahí viene la confusión. La terminología es maravillosa porque comprende el lenguaje, más también confunde al entendimiento, pues tiende a distorsionar el verdadero significado de las palabras.

Cuando decimos que hay un solo presente, de trata de nosotros mismos en miles de millones de expresiones diferentes. Nosotros existimos en nuestra realidad más alta y en nuestra realidad más baja y distorsionada.

Nos estaremos preguntando: “¿Quién es El Ser Uno primero y quién será el último? El mundo antimateria responde: cuando creemos descubrir el principio, este se convierte en final.

¿Cómo nosotros podemos crear un cielo o una realidad divina y elevada?

Descubriéndonos a nosotros mismos.

Dentro de nuestras mentes está el secreto del Todo, porque allí, dentro de ella, nosotros existimos en millones de expresiones, solo qué al estar tan embebidos por el placer de los sentidos, no podemos mirar lo que realmente debemos mirar.

Si nosotros trabajamos con los sentidos internos entonces nuestras visiones seran muy diferentes. Descubriremos los yo internos que somos nosotros mismos. Cada uno de ellos nos representa y vive en algún planeta de los mundos antimateria.

Crear el cielo significa, descubrirse en nuestra más alta expresión y existir de acuerdo con ella en la realidad en la que nos encontremos.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This

Gracias por tu interés

Si te ha sido útil, compártelo con tus amig@s. Gracias.

Shares