Este circuito despierta cuando las 3 glándulas: pineal, pituitaria y rima, comienzan a trabajar conjuntamente y en armonía. El triángulo es activado, los cristales-nimeos, grabados en alta frecuencia vibratoria, son captados por la pineal, que los absorbe de planos superiores.

Esta glándula los ordena, clasifica y distribuye dentro del cerebro; dependiendo de la fuerza del deseo, los colocará en el lugar que les corresponde.

El circuito lid se encuentra distribuido en las 9 zonas del cerebro, trabaja en conjunto con las glándulas que lo necesitan para saber dónde, cuándo y por qué los cristales-pensamientos deben ubicarse en una u otra zona.

Estos cristales serán distribuidos por el circuito lid para que la energía material, psíquica y mental se alimenten correctamente, y también para que el lado derecho e izquierdo del cerebro se alineen equilibradamente.

Se encarga de unir las 9 zonas del cerebro a medida que estas se van desarrollando. El circuito lid las va conectando y entrelazando de tal manera que los circuitos adicionales despiertan y comienzan a funcionar, hasta que al final las une a la glándula pineal.

El circuito tiene su sede en cada cabezal, o sea, en el núcleo de cada zona. Los núcleos son:

Zona 1 – el sentido

Zona 2 – la consecuencia

Zona 3 – la relatividad

Zona 4 – la transparencia

Zona 5 – la legitimidad

Zona 6 – la claridad

Zona 7 – la definición

Zona 8 – la verdad

Zona 9 – la creencia

De esta manera, al unir las 9 cualidades se convierten en una sola, llamada ser energético.

Este ser se esta preparando para encarnar en otros planos y dimensiones, y cuando las 9 cualidades se fusionen, podremos decir que el ser energético trascenderá con una nueva característica que lo determinará. Él, trabajará con las cualidades anteriores, unidas en una sola llamada alianza circular.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This

Gracias por tu interés

Si te ha sido útil, compártelo con tus amig@s. Gracias.

Shares