Los seres que viven en ella son los descendientes de los primeros colonos que llegaron al planeta, y debido a la distorsión de la energía, huyeron escondiéndose en las cavernas profundas, fundando la ciudad interna que hasta hoy continúa albergándolos.

Los seres de esta ciudad siempre han estado alimentados por el conocimiento universal y comunicados con sus hermanos de otros planos y dimensiones. Poseen grandes avances científicos y tecnológicos, los cuales usan para ayudarnos.

No se muestran abiertamente ni propagan su presencia. Nos consideran aún en estado primitivo, pues vivimos en medio de un ambiente hostil y contaminado.

La vibración energética de sus pensamientos es de alta frecuencia.

Ellos se comunican con algunos seres del planeta, descendientes de antiguos colonos, y también con algunos mensajeros voluntarios a través de la telepatía. Están esperando pacientemente a que evolucionemos y nos elevemos, para poder comunicarse abiertamente. Poseen naves espaciales que salen y entran por las puertas dimensionales de los polos y por el agua (mares, lagos, etc.) Viven en profundidades insospechadas. Entran por las cavernas a las ciudades construidas especialmente para proveerlos de todas sus necesidades.

Su origen es ayapliano, al igual que el nuestro, solo que a través de la evolución ellos ya se mezclaron, formando una sola raza ayapliana. Todos nosotros unidos formamos el planeta Tierra, todos somos hermanos de un mismo origen: el universo. 

Todos los que elevan van a la ciudad interna

Todos deberán pasar por ella, solo que en diferentes etapas.

Los procesos son cualitativos, por eso no todos elevarán en el mismo momento.

Para pasar a otros planos y realidades,  tenemos que trabajar los grados que nos corresponden, dentro de esa realidad y planeta (incluido en la ciudad interna) para después pasar a otros planos donde tendremos que desarrollar su evolución y elevación.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This

Gracias por tu interés

Si te ha sido útil, compártelo con tus amig@s. Gracias.

Shares