¿Qué es la energía pensamiento?

por Charly | Energía pensamiento

Importancia de la energía pensamiento

por Charly | Energía pensamiento

Conocer, enteder, amar la energía pensamiento

por Charly | Energía pensamiento

¿De dónde provienen?

por Charly | Energía pensamiento

Comprender el funcionamiento

por Charly | Energía pensamiento

Clasificación, distribución jerárquica

por Charly | Energía pensamiento

¿Cómo lo hacemos?

por Charly | Energía pensamiento

Nuestras energías pensamientos

por Charly | Energía pensamiento

Espiritualidad - Reprogramación energética del pensamiento

por Charly | Energía pensamiento

Transferencia de energía pensamiento hacia nosotros

por Charly | Energía pensamiento

Transformación de la energía pensamiento

por Charly | Energía pensamiento

Tipos de energías pensamientos

por Charly | Energía pensamiento

¿Qué es la energía pensamiento?

Proceden de los mundos antimateria y están desencarnadas. Son información, con miles de vivencias y experiencias que se posicionan en nuestro cerebro y lo hacen funcionar.

Las energías pensamientos son las que nos dan la vida, y por otra parte nosotros damos albergue y vida a esas energías pensamientos. Ambos necesitamos de la electricidad, del voltaje que generan para poder seguir evolucionando y elevando.

Debemos empezar a tener el pensamiento, a recordar, sentir, que nosotros somos las energías pensamientos. El universo, los planetas y nosotros, existimos porque nuestras energías pensamientos son las que dirigen todos estos procesos.

Nuestros diferentes cuerpos (físico o materia, psíquico o alma y mental o espíritu) son los medios para que puedan manifestarse, reconocerse y expresarse. Cuando estemos preparados, por una comprensión y acción en nuestro día a día, por un conocimiento, entendimiento, amor, por merecimiento, estas energías pensamientos serán las que nos acompañen en nuestro camino, en un camino consciente, de existencia y realidad. Sabremos qué somos, quiénes somos y cuál es nuestro propósito de existencia en esta realidad.

Nuestro cerebro es una máquina perfecta que ha sido creada por los mundos antimateria, concretamente la dimensión regular. Nosotros estamos formados a imagen y semejanza de la fuente creadora (dios, principio único, o cómo los queramos denominar). El cuerpo material (cuerpo físico) al igual que la masa encefálica están programados para existir el tiempo necesario. El corazón es el motor.

Nuestros cuerpos tienen la capacidad de albergar energías pensamientos, de hecho, es la función principal para lo que fueron creados, junto con la recepción, transformación, transmisión y catalización, etc. de estas energías. Funcionamos porque alrededor de nosotros existe una campo energético que nos da la vida (campo gravitacional). Cuando esta energía se retira, lo que deja de funcionar son nuestros cuerpos, esto es lo que denominamos muerte. La energía pensamiento sigue su proceso de evolución y elevación.

Al cerebro le pasa lo mismo, si las energías pensamientos dejan de funcionar, el cerebro dejará de funcionar también.

Importancia de la energía pensamiento

Nosotros tenemos la capacidad de transformarlo todo y no lo hacemos por desconocimiento. Ahora con esta información y con otras, nos estamos dando cuenta de la grandeza de lo que somos, llevándonos por el camino del reconocimiento de nuestra parte divina.

Nuestras energías pensamientos se nutren de otras energías pensamientos, si estas son negativas, enfermas, nuestras vidas y lo que nos rodea, el planeta, serán de la misma forma. Solo tenemos que ver cómo es nuestro mundo, para saber como son nuestras energías pensamientos a nivel global e individual.

Si grabamos en nuestros cerebros las energías pensamientos negativas, y enfermas, proyectaremos lo mismo en nuestra vida, pero si tenemos el conocimiento, el entendimiento ,el amor, la causa y el efecto para transmutarlas, estás energías pensamientos dejarán de estar en nosotros, pues no tienen la resonancia que las permiten vivir y tendrán que buscar otros cuerpos donde albergarse y poder sobrevivir.

Esto ya se ha pasado en otros planetas, en otras realidades. A través del estudio, conocieron, entendieron y elevaron sus energías pensamientos. Nosotros debemos estar en energía pensamiento positiva, ya que es la manera de erradicarlas. Así desaparecen las enfermedades tanto mentales como físicas.

La enfermedad se produce por una distorsión de la energía pensamiento. En estas condiciones, el entendimiento baja, se acomoda en el cerebro para no sufrir. La glándula pituitaria no puede pasar la energía pensamiento a la glándula rima, así que la glándula pituitaria hace el trabajo sin la conexión que necesita de esta última. Como no tiene la correlación de pensamiento, este divaga, fantasea y crea más pensamientos irreales, que son aquellos que hacen enfermar a los 3 cuerpos.

La mayoría de las energías pensamientos que se albergan en nuestros cerebros pertenecen a este planeta Tierra. No nos podemos albergar en otras realidades, pero las otras realidades antimateria si se pueden albergar en nosotros.

¿Y cómo?

A través de las energías pensamientos, con los procesos de transformación, catalización y redirección conscientes hacia otras formas de conciencia dentro de nosotros. Esta es una de las formas que tenemos de comunicarnos a través de la telepatía o canalización.

Elevando nuestras energías pensamientos hacia formas de conocimiento, entendimiento y amor, podremos prepararnos para reconocer y saber qué y quiénes somos. Tenemos que pasar por muchos procesos de transformación, para llegar al momento en que nos reconozcamos como lo que somos.

Conocer, entender, amar la energía pensamiento

Ya estamos en procesos internos que conllevan grandes cambios. Estos cambios hacen que nuestro exterior, nuestro entorno e incluso las personas que nos rodean, cambien. Nosotros tenemos estas capacidades.

Llegó es el momento. El planeta Tierra y nosotros avanzamos hacia la evolución y elevación que nos corresponde por derecho de creación.

Tenemos que conocer, entender y amar a nuestras energías pensamientos. Tenemos que conocer y entender la realidad de nuestras vidas, las internas y las externas. Así se activaran los mecanismos (intuición, sentidos internos, conexión con las energías pensamientos de los mundos antimateria, etc.) que nos dan la información de lo que tenemos que conocer, entender y amar, sobre nosotros, sobre las personas con las que vivimos, sobre los acontecimientos y situaciones que nos muestra la vida.

Nada, ni nadie, ni nosotros mismos, podemos dejar de hacer lo que hemos venido a recordar, aprender y aportar.

Nos vamos a escuchar, diciéndonos desde el interior, sintiendo, cuales son los objetivos de nuestras vidas o existencia. Conocer, entender, sentir a las energías pensamientos conlleva una grandísima alegría, y una  gran responsabilidad. Tenemos que ver la realidad de nuestro entorno, la particular y la global. Reconocer a las personas que nos rodean, a la familia, a los amigos, a aquellos que se cruzan en nuestros caminos, en la manera real que son y no cómo se muestran. Esto nos lo dá la conexión con la energía pensamiento, la que somos desde los mundos antimateria.  Esta manera consciente de guiarnos, nos lleva a un reconocimiento sin manipulaciones.

¿De dónde proviene?

Desde la dimensión perfecta y dimensión etérea estamos mandando el conocimiento de la energía pensamiento. Nosotros somos realidades mentales y este conocimiento es mental.

Sabiendo el funcionamiento de la energía pensamiento: estamos recordándonos a nosotros mismos.

Comprender el funcionamiento

Ya estamos ante grandes cambios, debido a que el planeta Tierra está en su fase de evolución y elevación, de pasar de la adolescencia a la adultez.

 ALINEAMIENTO CÓSMICO E INDIVIDUAL

Se está dando desde el año 2014. Y es lo que permite que nos actualicemos con el universo. Es un proceso que se da cada 28.500 años y esto conlleva la entrada de las energías que se han ido actualizando en todo este período. Se realiza tanto a nivel cósmico, con las constelaciones, sistemas, galaxias, planetas, como a nivel individual dentro de cada uno de nosotros, como las energías pensamientos que somos.

Esto que se está dando, que estamos sintiendo, percibiendo, expresando, viviendo, ya ha pasado antes en otros períodos de tiempo, con otros planetas, con otras culturas y civilizaciones. Somos nosotros los que hemos decidido estar aquí en este planeta tan maravilloso para evolucionar y elevar la energía, la nuestra y la de los demás.

Estamos ante el reconocimiento interno, para recolocarnos y expresarnos con los potenciales que tenemos. Algun@s se van a llevar a una gran sorpresa cuando se reconozcan. Lloraréis, se os pondrán los pelos de punta, vuestros cuerpos energéticos os responderán con diferentes registros, vuestro corazón os hará resonar con lo que estáis recordando que sois y digo recordar, porque hemos venido a eso, a recordar. Sí, con un proceso de aprendizaje en evolución y elevación, pero a recordar la energía pensamiento que somos.

Ya es hora de que se manifiesten en nosotros, lo que llevamos dentro, por miles de vidas que hemos pasado, aprendiendo, siendo constantes, con un afán de superación y con el reconocer de qué somos seres divinos, que formamos parte de algo más grande que nosotros, la fuente creadora (dios, el principio único, etc.) Siempre lo hemos sido, pero lo olvidamos. Se nos ha olvidado durante miles de años, posiblemente la cifra nos deje sorprendidos más de 180.000 años.

En este preciso instante, nosotros mismos ya nos estamos reconociendo, sintonizando con nuestra energía pensamiento la que nos guía, por merecimiento de una comprensión, por un amor constante de vida en vida.

Tenemos que conocer cual, es la realidad de nuestra vida. Esta información, esta energía, es un conocimiento para que comprendamos el funcionamiento de la energía pensamiento. Entendiéndolo nos entenderemos a nosotros mismos.

Nunca hemos estados solos, nos sentimos solos pero tenemos que saber que hay otras realidades, otros mundos, que son sutiles. ¿Escuchamos a nuestra intuición? ¿Vemos la realidad de nuestas vidas?

Tenemos que tener la idea individual y global de qué y quiénes somos.

Estamos siendo conscientes, tenemos una consciencia, abrimos nuestras mentes a otras opciones de vida y existencia. Hay más, mucho mas de lo que nos han enseñado. Las enseñanzas suelen ser externas. Ahora toca recordar, sintonizarse con las internas, a nosotros diciéndonos, que somos paz, amor, comprensión, que formamos parte del universo. Alguna vez os han dicho que somos parte consciente de este universo y que somos los que tenemos las capacidades de transformar todo aquello que nos impide reconocer nuestra parte divina.

Reconocer nuestras formas de pensar, hablar, actuar, lo que está en nosotros, lo que sabemos, por constante trabajo, mercimiento y amor.

Estudiemos, culturicémonos, analicemos, experimentemos, cambiemos, transformemos.

Nadie ni nada, ni incluso nosotros los que os estamos dando esta informacicón, en este sitio web, somos los que os tenemos que guiar o decir lo que tenéis que hacer. Sois vosotros, lo que os tenéis que reconocer.

Se presentan las posibilidades que abren el camino que necesitamos para comprendernos, para comprender a este planeta Tierra y al universo.

Somos más que de lo que nos podamos imaginar. Llega el momento de que lo sepamos.

Si pensamos que somos más de lo que nos han enseñado, si pensamos que hay cosas que cambiar para el bien de todos, injusticias, pobreza, reparto de abundancia, prosperidad y un largo etc de cosas,  llegó el momento de reflexionar, sacar conclusiones y de decirnos ¡Vamos a cambiarlo, con el conocimiento, entendimiento y amor que ya tenemos en nuestro interior.

La manera de hacerlo es empezando por nosotros, con lo que sabemos, y sabemos mucho. ¿Alguien os ha dicho alguna vez que somos grandes, muy grandes?  Somos una conexión consciente con el universo, somos el universo.

Paremos, pensemos, que nos dicen las energías pensamientos. ¿Qué pienso, qué digo, cómo actuó? Cada día a cada instante, nosotros mismos. Si nos observamos, sí, a nosotros, vamos a sentir, ver, analizar qué y quién somos, cómo nos expresamos, qué intenciones tenemos, cuales son nuestros propósitos, etc.  estas y muchas más preguntas nos llevan al espejo de lo que somos.

Nos vamos a llevar una grata sorpresa, cuando reconozcamos, sintámos lo que tanto tiempo hemos estado trabajando y ahora se está manifestando, en forma de energía pensamiento.

Comenzó una nueva forma de hacer, la nuestra. La que tenemos grabada en nuestro Adn, en nuestro registro akáshico, en la glándula pineal. Hay se encuentra la información de lo que somos, lo que tenemos que reconocer, lo que podemos aportar y hacia donde nos dirigimos. Somos experiencias y vivencias grabadas en miles de vidas y en todas ellas hemos aprendido, mucho, muchísimo. Dependiendo de las decisiones que hayamos tomado en cada una de ellas, se ha ido formando una energía pensamiento, exclusiva, que sigue avanzando y nunca va a parar.

Si queremos saber qué y quiénes somos, o si ya lo sabemos, ya tenemos las llaves de las puertas que tenemos que abrir. Quién mejor que nosotros para decirnos lo que somos.

Recordemos nuestra sabiduría.

Respetemos las ideas de los demás, las creencias, al resto de razas, sus costumbres, sus formas de hacer.

Reeduquemos nuestras emociones.

Descubramos nuestro verdadero sentir.

Tengamos confianza en nosotros.

Rompamos todas aquellas barreras que no son justas.

Amándonos a nosotros, amamos a los demás.

Tener el conocimiento de la causa y el efecto que generamos en nuestras vidas y en las de los demás.

Recordemos estos conocimientos y otros, practiquémoslos para llegar al entendimiento, llevándolo a nuestro día a día y hagámoslo con amor.

Sigamos creciendo. Con nuestras experiencias y vivencias. Las soluciones, las llaves, ya las tenemos . Nada, ni nadie puede hacer el trabajo por nosotros. Somos nosotros que con el conocimiento, entendimiento y amor,  solucionamos todo aquello que se presenta nuestras vidas.

Gracias.

Intuición

Son energías pensamientos, que nos muestran lo que necesitamos reconocer y saber, para seguir evolucionando y elevando hacia el origen de nuestra realidad, la individual, para luego encontrarnos en un camino de conocimiento, entendimiento y amor global, en el que ya sólo hay un nosotros.

Nuestras ideas, pensamientos, acciones, están condicionadas por nosotros, por la familia, la cultura y tantas cosas.

La intuición nos muestra la dirección. Nosotros con el libre albedrío, decidimos donde nos queremos situar, posicionar, con que clase de pensamientos, palabras y acciones nos vamos a mostrar.  Evolucionamos y elevamos hacia donde nuestras energías pensamientos, vibran, resuenan, por la transformación consciente de ellas, hacia los parámetros de existencia universal.

La intuición, somos nosotros en otros niveles de consciencia, otras energías pensamientos desde las realidades antimateria, que se encuentran en otras dimensiones.

Hay una recalibración, reconexión, etc. de estas energías pensamientos pues están vibrando con otras formas de sentir, pensar y hacer. Ahora… seguimos siendo los mismos, con percepciones, sentimientos, pensamientos e ideas, pero con la guía que nos muestra lo que ya somos.

Nos damos cuenta de que siempre hemos estado acompañados del mundo antimateria. Llegó el momento de que nos sintamos, nos oigamos y nos expresemos.

Clasificación, distribución jerárquica

Se clasifican según la vibración, signocolor, etc. al que pertenecen (realidad dimensional). Dependiendo del conocimiento, entendimiento y amor que contengan van a estar en grados, planos o dimensiones diferentes.

En nosotros algunas se albergan en los cabezales que se encuentran en nuestras zonas cerebrales, otras en nuestros sistemas fisiológicos, órganos, células, centros energéticos, pero siempre en perfecto orden.

La masa encefálica y el cerebro están divididos en distintas zonas (zonas cerebrales) Estas comparten información con los centros energéticos o chacras, cada uno de ellos con unas características y funciones diferentes.

Tenemos un cristal que está dentro de la glándula pineal. Este cristal es la zona cerebral y el centro energético más elevado. Donde se alberga nuestro ser energético (espíritu). En estas zonas cerebrales y centros energéticos es donde residen las energías pensamientos, que son las que nos dan el conocimiento y el entendimiento.

Se albergan las energías desencarnadas (voluntarias, mensajeras) que trabajan con nosotros para evolucionarnos y elevarnos. Son de otras dimensiones, con el objetivo de que reconozcamos en nosotros la energía pensamiento que somos.

Nuestro cerebro es un laboratorio, contiene energías pensamientos desencarnadas, las cuales se colocan en el lugar que les corresponde dentro de las zonas cerebrales y en la masa encefálica. Estas van a depender del grado en el que se encuentren las energías pensamientos.

La distribución jerárquica depende, de si son energías emocionales, pasionales, de conocimiento, de sabiduría, evolucionadas o elevadas.

Cuando la energía pensamiento eleva su voltaje a grados superiores de consciencia, comenzamos a atraer las que son de igual condición, es decir que vibran y resuenan con nosotros. Así, nos van a elevar la vibración y nuestra expresión de vida.

Estas energías pensamientos desencarnadas nos ayudan a evolucionar y elevar, transmitiéndonos a través de la telepatía o canalización el conocimiento universal. ¿Sentimos nuestra voz interior?

¿Cómo lo hacemos?

Escuchándonos, viendo lo que las energías pensamientos nos están transmitiendo. Siendo conscientes de las que tenemos que reconocer, entender, transformar y practicar. Reconociendo las que están en nosotros y tenemos que expresar.

Las energías pensamientos están diseñadas para crear aquello en lo que nos enfocamos, pensamos y proyectamos. Allá donde van nuestras energías pensamientos es hacia donde nos dirigimos. Ya somos conscientes. Ya estamos despiertos.

Nadie puede hacer esta transformación por nosotros. Os podremos dar conocimiento, pero el entendimiento y el amor de ello, proviene de nuestro conocimiento, entendimiento y amor consciente.

Las terapias, lecturas de registros, sanaciones, catalizaciones, cursos, libros de metafísica, etc. están genial, nos aportan un conocimiento, pero el entendimiento viene con la práctica, y con la reflexión que hacemos de ella. Una práctica de muchas vidas, en constancia, en merecimiento y es exclusivo de cada uno.

Tenemos que ser sinceros, conscientes, localizar y sentir lo que nos impide avanzar. Siempre estamos acompañados y ahora somos conscientes de lo que somos y hacia donde nos dirigimos.

Las experiencias y vivencias se van regrabando en las energías pensamientos, con los valores que están en resonancia, en vibración, en armonía, con la fuente creadora. Se manifiestan y nos muestran el camino. A nosotros nos toca sentirlo, reconocerlo y recorrerlo.

Tenemos la idea global de nuestra energía pensamiento, del entorno energético en el que nos desenvolvemos. Somos conscientes, abrimos las mentes hacia ellas, diciéndonos que es el momento de conocer, entender y amar.

Ya sabemos lo que ya sabemos, ahora toca recordarlo, para manifestarlo desde el interior y compartirlo con en el exterior, para volver a este maravilloso mundo al lugar que le corresponde.

Sigamos buscando, analizando, profundizando, revisando, pero desde el interior.

Tenemos que regrabar en nuestras mentes que ya sabemos, que hemos venido a mostrar la grandeza de nuestras energías pensamientos. Nosotros somos el cambio. Es un cambio mental, reconociendo y sintiendo que somos la parte posible de la fuente creadora que está en un cuerpo  que evoluciona y eleva de dentro hacia fuera, con la sabiduría que se ha acumulado en muchas vidas.

Nuestras energías

Nuestra mente es diferente, porque a la hora de elaborar las energías pensamientos, difiere de todo lo conocido en el universo. Nuestras energías pensamientos son de una calidad extraordinaria. Estas sirven a las realidades superiores, para que ellas creen las ideas universales. Nuestras energías pensamientos están llenas de experiencias y vivencias y estas son muy profundas.

 Tenemos la capacidad de producir las más maravillosas energías pensamientos positivas, y también las más degradadas, bajas, negativas y enfermas.

Nuestros energías pensamientos tienen una diversidad de frecuencia y vibración y están cambiando constantemente.  Se mezclan y se combinan tantas veces que es casi imposible predecir lo que puede salir de ahí, el resultado es indefinido. Son impredecibles.

Lo único que diferencia nuestra energía pensamiento de las realidades superiores es el contenido. Tanto la composición como los elementos son los mismos. Pero la energía pensamiento es la misma.

Nuestra energía pensamiento está distorsionada, es inarmónica con la correlación del resto de energías pensamientos del universo. Sigue su propio esquema, adaptándose a las necesidades de nuestras vidas y a la expresiones de estas. La mayoría de las veces sin el conocimiento de la causa y efecto que generamos en nosotros y en los demás.

 Están impulsadas por el placer, la posesión, el control, la ambición, etc. Esto no existe en los mundos antimateria.

Son una mezcla, una amalgama de energías que necesitan ordenarse, clasificarse y determinarse para poder activar los circuitos cerebrales adecuados y poder trabajar con normalidad, acorde con lo que hemos sido diseñados y programados.

Nuestro trabajo es recordar el orden que debe seguir, para que fluya y se adapte a nuestra naturaleza que es compleja pero interesante. Ahora estamos preparados para sentir, recordar y redirigir a nuestras energías pensamientos hacía el origen, hacia la parte divina que somos.

Espiritualidad - Reprogramación energética del pensamiento

Pertenecemos a la dimensión primaria, y nos encontramos en una faja dimensional de vibración ambigua, a la que se le ha dado el nombre de magnetismo oblicuo.

¿Por qué nuestros pensamientos están distorsionados?

Magnetismo. Gravedad. Energía negativa propia del planeta y de nuestras energías pensamientos, consumo de alimentos que derivan del reino animal, etc.

Magnetismo: Nosotros somos seres de cuerpos sutiles. El magnetismo deforma nuestros elementos y los va transformando. Nuestras energías no se mezclan ordenadamente ya que las corrientes eléctricas son de baja densidad, transformando nuestras células y distorsionándolas genéticamente.

Gravedad: la gravedad aprisiona y aplasta la energía, haciendo que se vuelva más densa, y así nuestros elementos no se pueden desplazar.

Alimentación densa: esto empeora el proceso, ya que nuestra energía es nutrida con alimentos de baja calidad y no nos permiten mantener los ritmos, y frecuencias originarios.

Todo esto produce la distorsión energética, mental y física en nosotros. Pero lo peor de todo es la energía negativa, la que generamos con los pensamientos. Esto químicamente, es lo que nos distorsiona.

Todo esto hace en nosotros que los razonamientos sean inapropiados, al igual que los sentimientos y pensamientos, que se alejan de lo que realmente somos. Esto es lo que nos hacen enfermar. Nosotros somos seres con conocimiento, entendimiento y amor, hemos venido a recordar, transformar y aportar.

¿Cómo transformamos la distorsión?

El magnetismo se puede invertir atrayendo hacia nosotros el conocimiento, entendimiento y el amor universal.

La gravedad podemos vencerla formando a nuestro ser energético, espíritu.

El alimento denso tiene que ser reemplazado por alimento sano y sutil de origen vegetal.

La energía negativa tiene que ser transformada en energía pensamiento positiva.

Esto es lo que llamamos la “reprogramación energética del pensamiento”. A este proceso se le denomina espiritualidad.

Son algunas de las herramientas que tenemos para que podamos salir de la distorsión y densidad en la que nos encontramos.

Transferencia de energía pensamiento hacia nosotros

Los voluntarios de la dimensión perfecta utilizan los viajes mentales astrales. Con esta técnica se consigue a través de hologramas, descender a otras realidades inferiores, sin correr ningún peligro de distorsión.

En qué consiste esta técnica: los hologramas vienen de la capacidad de concentración dentro de su imaginación, así se reflejan a ellos mismos. Se pueden reflejar a ellos mismos a través de una profunda concentración y así acceder a sus propios pensamientos. Esta concentración se denomina Alpha.

A través de este proceso, tienen la capacidad de albergarse en nuestros cerebros, se instalan en el cristal que está situado en la glándula pineal y comienza la recepción de energías pensamientos de otras realidades.

Los voluntarios al entrar en esta forma de transmisión de energías pensamientos entran en un estado catatónico: sus cerebros se quedan en estado suspendido. Al mismo tiempo que ellos viajan por el universo en forma de holograma. Sus mentes no pueden regresar a su estado normal, porque el cristal de sus mentes está en esos momentos reflejando sus imágenes y mientras dura el proceso no pueden hacerlo. El holograma queda suspendido hasta regresar a su impresión que está en su imaginación y el cristal es lo que lo refleja.

Esta es la forma que tienen los voluntarios de viajar por las realidades densas, para poder investigarlas, estudiarlas y para recordar el origen de sus energías pensamientos. Cada vez que hacen está técnica sus energías pensamientos demoran más en regresar a sus cuerpos. Hoy en día no pueden volver a su origen. Los hologramas se quedan atrapados en las realidades densas y los cuerpos suspendidos en la dimensión perfecta.

Tenemos que volver a recordar, pues somos nosotros, los hologramas que estamos en estas dimensiones que a través de la evolución y elevación de nuestras energías pensamientos podemos tener el conocimiento y entendimiento de lo que somos y así poder regresar.

Transformación de la energía negativa en positiva

Nuestras energías pensamientos son a imagen y semejanza del Creador, somos un espejo de él pero invertido. Alinearnos con el universo significa volver a nuestra imagen real, la verdadera, y eso se consigue proyectando lo que tenemos en nuestro interior hacia fuera.

En forma general reflejamos una imagen irreal. Tenemos que partir de la energía pensamiento interna hacia el exterior. Para conseguirlo tenemos que decidir donde nos queremos posicionar con nuestras elecciones, con nuestro libre albedrío. Damos más importancia a todo lo que el exterior nos ofrece en nuestras vidas. Nuestros sentidos están enfocados a todo aquello que nos produce placer.

Nuestras energías pensamientos están desordenadas, no medimos las consecuencias de lo que creamos. La mayoría de nuestros pensamientos nos perjudican, nos falta conocimiento y entendimiento.

¿Qué debemos hacer?

Tenemos que aprender, saber, que en el universo todo se recicla, se transforma, se reutiliza, se adapta, se moldea. A este proceso lo llamamos transmutación. Transformar lo negativo en positivo es lo que todos debemos comprender. Transformar nuestros pensamientos inútiles en útiles. Esto hará que las nuevas energías pensamientos creadas pasen por los filamentos y circuitos del cerebro, para mantenerlo en equilibrio, sano y nutrido.

Así nos preparamos para recibir el conocimiento universal.

Tipos de energías pensamientos

Aquí nos vamos a encontrar diferentes energías pensamientos para una mayor comprensión de lo que abarca este término.

No están todas y estas dependen del grado, plano y dimension en la que nos encontremos. Estas pertenecen a la dimensión primaria, que es en la que nos encontramos.

Chinese (Traditional)DanishEnglishHebrewJapanesePortugueseRussianSpanish

Pin It on Pinterest

Shares
Share This

Gracias por tu interés

Si te ha sido útil, compártelo con tus amig@s. Gracias.

Shares