Definitivamente: la falta de amor es una problemática del cerebro en sí.

Es un conjunto de elementos que se produjeron en el mismo momento y en el mismo instante, encauzando el desvío de las energías pensamientos por canales que no les corresponden y causando cortos circuitos energéticos que redundan en la elaboración de energías pensamientos equivocadas y de elementos negativos para estos circuitos.

Si decimos que el amor son los quarks y que estos son neutros, al faltar en las energías pensamientos la neutralidad, entonces se pierde el equilibrio.

El negativo entra en una lucha desencarnada y fatal para prevalecer, las entidades que viven en el cerebro quieren tomar posesión de este reinado e invadir la glándula pituitaria para dominarla.

Si los núcleos de las zonas cerebrales se encuentran funcionando correctamente, no tiene porque producirse el desequilibrio, este solo se presenta cuando las zonas no tienen coordinación.

Estas coordinaciones son:

Coordinación motora

Coordinación electromagnética

Coordinación energía psíquica

Coordinación energía circuitos

Coordinación energía filamentos

Coordinación energía mente

Si alguna de estas coordinaciones no funciona, entonces se produce una incomunicación energética. Ello redunda en un desequilibrio y consecuentemente producirá la enfermedad.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This

Gracias por tu interés

Si te ha sido útil, compártelo con tus amig@s. Gracias.

Shares