Tenemos que diferenciar el significado entre especie y raza.

Especie: conjunto de cosas con caracteres comunes.

Raza: clasificación de los seres vivos, características que los diferencian.

Cuando la especie hombre materia fue creada en laboratorio y en la dimensión regular, muchísimos experimentos fueron realizados antes de lograr lo que realmente esperaban de todo aquello. Primero fue la dimensión regular, que se tuvo que formar a sí misma ayudada por la realidad superior. Esto se realizó a través de las experiencias y vivencias, fue un proceso lento y doloroso.

Podemos entender que esta dimensión fue la que más sufrió en todo el proceso, puesto que su desenvolvimiento fue de dentro hacia fuera. Su mundo antimateria imaginativa se fue condensando hasta lograr la expresión hombre que tanto querían. Era extraordinario para ellos poder ver el pensamiento realizado y, sobre todo, que lo podían palpar. Sus elementos se condensaron según la realidad en que se encontraban, para ellos era muy diferente existir en realidades sutiles, con los elementos adecuados, y a la vez transportar estos mismos elementos hacia densidades y consistencias mayores.

La primera experiencia que se hizo en los planetas fue tratar de adaptar los elementos sutiles a la densidad, cosa que al principio no se logró. La primera especie hombre se tuvo que desarrollar primero en el plasma (mar-agua) porque sus elementos eran primero gaseosos, luego líquidos y por último sólidos. Fue un proceso de adaptación. Cuando empezó a desenvolverse en el agua, se alimentaba de los nutrientes de este plasma. Su forma era reptiliana, y su columna vertebral alargada formando una cola que le permitía el deslizamiento.

Estamos entendiendo, con esta explicación, que las primeras experiencias para formar al hombre fueron exhaustivamente complicadas.

La segunda tentativa experimental de la dimensión regular consistía en formar embriones en el laboratorio. Estos debían ser colocados en los diferentes planetas, para observar su crecimiento y desarrollo. La forma hombre material tampoco se desarrolló como querían, esto dio como resultado la creación del reino animal.

La tercera tentativa se logró porque la dimensión regular llegó a la conclusión de que la especie hombre no se podía implantar en la realidad densa, saltando de una graduación mayor a una menor. El secreto era descender de plano en plano, lentamente, hasta lograr la adaptación. De esta forma fueron ellos mismos, los mundos regulares, los que descendieron de graduación en graduación tan sutilmente que permitía a los elementos adaptarse sin ninguna distorsión. La especie que descendía se iba adaptando, adquiriendo sus propias características de especie, muchas veces marcando diferencias enormes entre ellas.

Los elementos esencias básicos que formaron al hombre en la densidad fueron iguales en las 3 dimensiones: regular, secundaria, primaria. Sus características de evolución se diferenciaban, porque cuando los elementos se adaptaban, absorbían un conjunto de rasgos y peculiaridades que los caracterizaban en expresiones diferentes, y eso dependía del plano y ubicación en que se encontraban. Así, de esta forma, tenemos diseminado en el universo infinidad de especies ayaplianas.

Nosotros somos la especie ayapliana humana.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This

Gracias por tu interés

Si te ha sido útil, compártelo con tus amig@s. Gracias.

Shares