Su verdadero nombre es Thytutarot, nombre dado por los antiguos lemurianos. Thytu: El todo. Tarot: Conocimiento. Esta glándula (putuitaria) fue descubierta y desarrollada por los lemurianos.

Está ubicada en la parte baja del cerebelo, y su función consiste en mantener al cuerpo físico en condiciones estables y hacer que la energía responda a las órdenes del cerebro, que las manda por el sistema nervioso a la energía materia (cuerpo físico).

Nuestro cuerpo material es un universo. Si decimos que el cerebro alberga energías pensamientos desencarnadas, entonces podemos suponer que la glándula pituitaria también tiene un trabajo paralelo a través de su mundo antimateria. El trabajo de esta glándula es estabilizar los 3 cuerpos: materia, psique y mente.

A través de los sentidos, el cuerpo material percibe del exterior. La glándula pituitaria absorbe esas energías pensamientos, las sopesa, las estudia, las clasifica y las distribuye. Si son positivas, las pasa a la glándula rima, que las ordena colocándolas en las respectivas zonas y si son de alta calidad, las pasará a la glándula pineal.

Si son energías pensamientos enfermas, la glándula rima no las absorbe; entonces estas energías pensamientos son clasificadas como dañinas, van a las zonas cerebrales 1 y 2, comienzan a girar en un círculo vicioso y buscan una salida hasta encontrarla en el sistema nervioso. Luego descienden por este sistema, deteriorándolo, enfermándolo. Lo peor de todo es que no se detienen ahí: continúan avanzando por todos los sistemas, hasta llegar a los huesos, donde se petrifican. En este recorrido hay secuelas desastrosas de dolor, sufrimiento, deterioro, enfermedad y por último, la muerte.

Glándula rima

Esta glándula es mediadora entre el mundo denso y sutil.

Es un catalizador de energía.

Ningún energía pensamiento negativa pasa a través de ella: no lo permite.

Cuando esta glándula absorbe energía positiva que ya fue trabajada y entendida por la pituitaria, cincela los cristales, dándoles la forma correcta (triangular). Los graba, levanta el voltaje y los colores, mandándolas a la glándula pineal, que los acoge para la formación de su ser energético y del campo gravitacional. De esta manera, no nos alimentamos adecuadamente, respirando los cristales elevados (energías pensamientos) que emanamos de nuestro cerebro. Al respirarlos, renovamos los sistemas, rejuveneciéndolos y manteniéndolos sanos y lejos de enfermedades físicas o mentales.

Glándula pineal

Una vez activada y comunicada con el universo, esta glándula forma un cordón umbilical uniéndose al universo.

La alimentación energética ya no es generada por nosotros sino por el universo, que nos nutre de energía elevada. Al estar alimentado por una fuente superior, nos convertimos en seres cósmicos.

¿Cómo nosotros nos alimentamos energéticamente a través de la respiración?

Cuando fuimos creados por la dimensión perfecta fue programado para que se pudiese alimentar a través del sistema respiratorio.

En la dimensión primaria, existen muchos planetas habitados de graduaciones y niveles más avanzados que el planeta Tierra: son aquellos de graduaciones más elevadas. Estos no se alimentan como nosotros: su alimentación es energética, y muchas veces involucra al sistema respiratorio.

Los seres que habitan en estas realidades tienen cuerpos más sutiles, porque sus sistemas han sido sustituidos por otros que realizan una función parecida. Al tener estos cuerpos sutiles, los circuitos y filamentos conducen la energía para su subsistencia y nutrición. Esta se realiza a través del aire (energía gaseosa-helio), que penetra en sus sistemas y los alimenta. Son órganos filtradores, que funcionan especialmente para este tipo de cuerpos más sofisticados y depurados.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This

Gracias por tu interés

Si te ha sido útil, compártelo con tus amig@s. Gracias.

Shares