Masa: materia, corporal, cuerpo.

Volumen: espacio, intensidad, cantidad.

Altura: elevación, superioridad.

Circunferencia: giro, redondo, circular.

Inmersión: inmerso, concentrado.

Visión circular: redondo, aro, gremio.

Visión dimensional: medida, tamaño, totalidad.

Visión total: general, universal.

La dimensión primaria trabaja la energía pensamiento con la trilogía, masa, volumen y altura.

La visión en estas circunstancias es bastante limitada, porque las condiciones energéticas del ser son de bajo nivel y de escasa concentración magnética. Queremos decir que su mente verá lo que sus ángulos (masa, volumen, altura) perciben.

MASA

Cuerpo físico, materia densa y muy frágil. El ser en estas condiciones no ha llegado a mantener su energía estable y sana. Su vibración oscila entre grados altos y bajos. Su inestabilidad depende de la graduación vibratoria, y al producir un voltaje irregular, deteriorará sus elementos que no soportarán la carga y el desgaste.

VOLUMEN

Cantidad. Elementos inútiles, densos y distorsionados que contiene esa masa. La materia tiene que eliminar su densidad y su peso trabajando con la gravedad. Esto significa que el cuerpo físico podría ser más leve si el hombre se preocupara por alimentarse adecuadamente, eliminando lo inservible.

La materia no necesita cantidad, sino calidad.

Mantenerla sana no es complicado, solo que nosotros estamos acostumbrados al placer de los sentidos e ingerimos todo lo posible para complacerlos. Somos esclavos de los sentidos externos. Hasta que no los dominemos o controlemos, no podremos pasar a otros planos de existencia.

ALTURA

Circunferencia. Por lo general, son los mundos primarios que llegaron hasta el tercer grado, como es nuestro caso, que tendemos a trabajar solo con los 2 primeros ángulos: masa y volumen.

La altura se activa cuando el ser entra en el cuarto plano de elevación. Es el despertar de la conciencia y del entorno.

El yo se convierte en nosotros. El ser tiene conocimiento de su vida. Su interés se expande y su entendimiento se profundiza. Su mente ya no acepta explicaciones simples de fe. Él quiere obtener verdaderas respuestas. Entonces profundiza en la religión, en la filosofía, en el esoterismo, en la mística, en la metafísica y en la ciencia: solo de esa manera su incomodidad se verá saciada. Este es el camino que le abrirá las puertas a otros planos y dimensiones. A través de los miles de planos que la dimensión primaria nos ofrece, el ser se prepara para ello.

CIRCUNFERENCIA

Circular. En esta etapa de entendimiento, el ser transcendió y se encuentra en la dimensión secundaria. Su visión es circular. Su entendimiento abarca el conocimiento cósmico; el universo está a su disposición. Se convierte en un ser energético de mente clara y de cristales grabados de alta calidad. Su capacidad mental es extraordinaria, y sus circuitos cerebrales fueron conectados casi en su totalidad.

INMERSIÓN

Concentración. Este ángulo de visión pertenece a los mundos regulares. El ser se encuentra inmerso en el conocimiento, entendimiento y amor hacia el universo. Su capacidad cognoscitiva es 100% universal. Su energía materia es levísima y eterna; ya no están sujetos a las enfermedades, vejez o muerte. Cuando estos seres transcienden a la dimensión perfecta, dejan voluntariamente sus cuerpos, que serán tomados por los que llegan de la dimensión secundaria, encarnando en esos cuerpos que se mantienen en estado adulto y eterno.

VISIÓN CIRCULAR

Aro, gremio. La palabra misma lo dice: significa unión, fuerza cooperativa. Es influencia dinámica entrelazada de circuitos extensos y vibraciones numéricas. Pertenece a la dimensión perfecta. Mente y pensamiento colectivo, receptor y emanador de cristales. Mediador entre los mundos superiores e inferiores. Alma del universo. Lenguaje e idioma entre las 2 realidades. Traductor de las necesidades básicas, que son transmitidas a las altas vibraciones. Estas las transforman y las reciclan, para enviarlas como nuevas ideas.

VISIÓN DIMENSIONAL

Capacidad, globalización de las 9 dimensiones. La mente de estos seres, dimensión divina y etérea, trabajan en un nivel altísimo de capacidad mental. Sus ángulos de visión son extremadamente complejos, los cabezales funcionan en el ámbito universal. Queremos decir que ellos existen en el universo entero y lo pueden realizar a través de la malla universal. Suben y bajan, entran y salen por toda la creación.

Existe solo una posibilidad para que estos seres puedan descender a la realidad densa (dimensión primaria): solo si hubiera en esos mundos algún ser que haya bajado de los mundos regulares, que vibre en una alta frecuencia y cuya energía-pensamiento tenga la capacidad de albergar cristales elevados.

Estos seres son llamados mensajeros. Son energías pensamientos muy especiales, que descienden de los mundos regulares con el propósito de realizar alguna misión encomendada y especial. Ellos recorren los planos, llevando la palabra del conocimiento, entendimiento y amor. Si la misión del mensajero es de gran envergadura, pueden convertirse en avatar. Ellos llevan consigo los cristales de los mundos superiores; de esta forma, la visión dimensional se cumple.

Los avatares recorren el universo entero, su sabiduría es global y dimensional. Visión total del todo por el todo, de la realidad misma. Existir en el todo y ser el todo. No podríamos describir con palabras esta realidad. Son mentes supremas de sabiduría. Los mundos sublimes son los creadores de la existencia y de la creatividad. Crear, no es inventar: crear es dar vida, movimiento y realidad. Mentes infinitas y eternas.

Chinese (Traditional)DanishEnglishHebrewJapanesePortugueseRussianSpanish

Pin It on Pinterest

Shares
Share This

Gracias por tu interés

Si te ha sido útil, compártelo con tus amig@s. Gracias.

Shares