Las dimensiones superiores han descendido a las inferiores de la siguiente manera:

Primero, para hacerlo, las dimensiones superiores tuvieron que trabajar arduamente evolucionando y elevando a las dimensiones inferiores, y a través de esta labor han podido realizarlo.

A pesar de que el planeta Tierra se densificó y distorsionó, las energías pensamientos de la dimensión perfecta han trabajado incansablemente para recuperarnos. Nuestra energía pensamiento estaba casi petrificada, hundida y escondida en las profundidades de la densidad. Fue necesario usar métodos y elementos que jamás imaginación alguna hubiera pensado.

Para la dimensión perfecta encontrar a los densificados de la dimensión regular y secundaria fue trabajoso, pero no difícil, porque ellos usaron métodos ortodoxos y conocidos como la frecuencia y la electricidad, más con nosotros tuvieron que usar elementos invertidos que no se ajustaban a lo convencional. Estos fueron la alquimia, la magia, la invención y la probabilidad. Solo así pudieron encontrarnos.

Hasta el presente lo continúan haciendo, y hasta hoy en día muchos de nosotros estamos todavía densificados y muy escondidos.

Nosotros, a través de la evolución y elevación de la frecuencia energética, estamos logrando albergar en nuestros cerebros energías de alta vibración, como energías pensamientos de los mundos regulares, las cuales descienden en casos necesarios como mensajeros para cumplir alguna misión o para estudios científicos.

En estos casos las energías pensamientos elevadas no necesitan ser albergadas, sino que se comunican a través de la telepatía. Las energías pensamientos elevadas se comunican con los densificados elevados para encargarles algún trabajo o misión, porque la comunicación con ellas jamás se perdió.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This

Gracias por tu interés

Si te ha sido útil, compártelo con tus amig@s. Gracias.

Shares