Cuando el núcleo del ser uno explotó formando un universo dentro de la burbuja esfera, la fuerza gravitacional atrajo para sí mismo todo lo existente, haciendo que el universo girase alrededor de su propio eje e impidiendo así la dispersión de sus elementos: se conservó intacto y para lo que fue creado.

El eje ejercía una fuerza suprema para preservar su creatividad, emanando ondas vibratorias para conservar el ritmo de su pulsación. Desgraciadamente, las dimensiones más lejanas percibían vibraciones de baja intensidad y frecuencia, y al no captarlas, los cristales comenzaron a girar oblicuamente alrededor de sí mismos en círculos imperfectos. Debido a movimientos irregulares, los cristales se achataron en sus polos y se ensancharon en sus lados.

No fue lo único que aconteció: el movimiento de rotación y traslación se realizaba de igual forma, consecuentemente la captación de las ondas universales se distorsionó también, formando una faja vibratoria diferente y de baja intensidad.

Así los cristales pensamientos de los seres que se encontraban en esa faja también se distorsionaron. Parte de la dimensión primaria, que no captaba nítidamente la pulsación universal, creó mentalmente el pensamiento inconsciente. Significa que parte de esos planos eran ignorantes de lo que les sucedía.

La obra, acción y pensamiento oblicuo de las energías pensamientos se distorsionaban por ignorancia, a diferencia de las que estaban dentro del magnetismo oblicuo. Ellos crearon el pensamiento subconsciente, porque su obra, acción y pensamiento oblicuo no se realizaban por ignorancia sino por enfermedad energética llamada distorsión.

Muchos cristales pensamientos de la dimensión primaria se han rectificado, saliendo de la inconsciencia, otros continúan tratandolo, y aquellos que todavía están en la distorsión. Estos últimos se encuentran en el subconsciente, somos nosotros, que estamos luchando para conseguirlo.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This

Gracias por tu interés

Si te ha sido útil, compártelo con tus amig@s. Gracias.

Shares