Las energías pensamientos deben de ser extraordinarias y sumamente elevadas para poder pasar a los mundos superiores. Para ello, las energías pensamientos necesitan pasar por miles de millones de planos, para purificarse a tal punto que no lleven nada consigo que pueda dañar al creador.

La realidad superior cuida mucho y al máximo la depuración energética. Si las energías pensamientos lo logran, podrán transcender y unirse a las dimensiones superiores, serán recibidos con todo el amor y la aceptación.

Si las energías pensamientos no logran sus objetivos, entonces repetirán una y otra vez la bajada y la subida, cada vez que lo haga, conocerán más esas realidades y su energía será más perfecta.

Se reencarnará en planos cada vez más perfectos, que le darán toda la oportunidad para lograr sus objetivos de vida y realización.

Todo en el universo es por merecimiento:

Muchos son los llamados, pero pocos son los elegidos.

Dimensión primaria = niño, adolescente.

Dimensión secundaria = joven, adulto.

Dimensión regular = adulto, anciano.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This

Gracias por tu interés

Si te ha sido útil, compártelo con tus amig@s. Gracias.

Shares