Nosotros somos pensamiento.

El pensamiento se encarga de ordenar, clasificar, analizar, desarrollar y comunicar toda la creatividad que hay en él, y así plasmarlo y ejecutarlo a través de nosotros.

Nosotros somos pensamientos de pensamientos. No estamos ordenados, ni clasificados, por eso casi todo, por no decir todo, es lo que reflejan nuestras vidas. Vivimos en una total fantasía, ilusión, que es creada por nuestra forma de pensar, la que copiamos o imitamos de los demás, al no crear los pensamientos adecuados.

El mundo, es un global de todos los pensamientos, los creamos todos nosotros. A la vez que somos una correlación de nuestro pasado, presente y futuro.

Los pensamientos se clasifican y ordenan a través de las vivencias y las experiencias. Cuando unimos estos pensamientos a otros, generamos nuevos, y deben de ser de utilidad. Así generamos el concepto de la diversidad, que ordena toda la información para obtener conocimiento.

Cuando vamos adquiriendo conocimiento, este tiene que ser entendido y para ello necesitamos de la observación, de la reflexión, y el autoanálisis. Al juntar estos 2 (conocimiento y entendimiento) se genera la recopilación y la continuidad de las energías pensamientos, que dan como resultado una causa y un  efecto.

Los pensamientos son la materia prima que necesitan las ideas para que estas se puedan realizar. A este proceso se le llama retroalimentación.

Cada pensamiento en un bloque de información al que debemos prestar atención. Nos dice aquello que debemos recordar o saber. Nos convertimos en lo que nuestros pensamientos nos dicen a cada instante. Debemos ser conscientes de esto.

Vamos a explicar de manera muy breve cómo funciona la retroalimentación, desde las realidades superiores hasta llegar a nosotros (realidades primarias):

Los seres de luz crean las ideas, las demás realidades se alimentan de ellas, las ejecutan y plasman, convirtiéndolas en pensamientos, que a su vez retroalimentan a las ideas y así infinitamente. Cada realidad comprende esta idea conforme al grado vibratorio en que se encuentra. Esto significa que en nuestra realidad primaria, la idea no es entendida, desarrollada ni plasmada. Sacamos la conclusión de que la misma idea no es igual para todos, cada realidad es diferente, la conoce, entiende de acuerdo a sus estructuras, formas, vibraciones, frecuencias, ritmos, colores, etc.

Las ideas son creadas y van descendiendo poco a poco de realidades superiores a realidades inferiores. Primero son captadas por los grados más cercanos, los que las trabajan, transforman, las entienden. Cuando tienen el entendimiento, las pasan a otros grados, para continuar alimentando a la mente universal. Cada realidad que trabaja con la idea la comparte con el grado posterior, de esta manera, la idea no se distorsiona y se adapta gradualmente, según las necesidades de la realidad. Así de esta forma se realiza con perfección.

Pero cuando llega a nuestra realidad, ni es captada, ni la absorbemos, ni la entendemos. La idea para nuestra realidad es inservible.

El universo se ha dividido en realidad superior y realidad inferior, para estructurar todos estos procesos y que la creatividad siga su proceso.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This

Gracias por tu interés

Si te ha sido útil, compártelo con tus amig@s. Gracias.

Shares