El pasado y el futuro no existen, porque todo está imaginado en la mente universal, y al existir en su mente, es un presente.

Este presente se desglosó en muchos planos y dimensiones.

Nosotros nos encontramos en planos más densos y nos obliga a ubicarnos en la imaginación del creador, para ello se creó el tiempo y la distancia.

Al estar en la imaginación del creador y ser un presente, nosotros vivimos en el mismo momento y en el mismo instante en las 9 dimensiones y en los miles de millones de grados y planos.

Pongamos un ejemplo: Nosotros poseemos un cuerpo material dividido en células, órganos, sistemas, extremidades, cabeza, etc. todos ellos funcionando al mismo tiempo. La mente comanda nuestro cuerpo. Los sistemas no se pueden separar, ya que el cuerpo moriría. Nosotros, somos un presente.

La diferencia entre esos sistemas sería que unos funcionan más rápido y otros más lento. Mientras el corazón absorbe y emana la sangre en segundos, el sistema digestivo demora 5 horas para digerir.

Así es el universo. Hay realidades más rápidas, veloces, sutiles, y otras lentas y densas, más todas están dentro de un cuerpo que funciona simultáneamente. Así son las dimensiones del universo.

Podemos comparar al universo, las dimensiones, los planos y los grados, con el cerebro, los sistemas, los órganos, las células que nos forman a nosotros.

 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This

Gracias por tu interés

Si te ha sido útil, compártelo con tus amig@s. Gracias.

Shares