Nosotros somos de vibración baja y densa, somos neuronas (de la mente universal) que aún no hemos alcanzado el desarrollo adecuado para realizar trabajos de mayor envergadura.

Todavía estamos en los mundos de fantasía. No podemos realizar creaciones imaginativas por nuestro bajo voltaje energético. Transportamos energía densa, y por esto, nuestras creaciones apenas avanzan. No se expanden a otros planos o a otras dimensiones. Nuestras creaciones giran en un círculo vicioso, deteriorando los filamentos y circuitos de creación.

Por esto, hemos estado incomunicados con la energía universal. Deberíamos formar parte de la Confederación Universal. Hasta ahora solo es posible lograrlo de forma individual, no general. Ya estamos activando el lado derecho del cerebro y uniendo los filamentos; así elevamos el voltaje energético,y podemos conseguir esta comunicación. Nosotros llamamos a este proceso canalización, las dimensiones, telepatía.

El pensamiento sutil y el denso pueden ser directamente comparados con el voltaje eléctrico alto y el bajo, que determina un mayor o menor flujo de electricidad.

De la misma manera, la energía pensamiento sutil o densa posee un mayor o menor volumen o capacidad de energías-ideas.

Todos nosotros (seres pensamientos del planeta Tierra) nos encontramos en una realidad primaria, y todavía no hemos desarrollado lo suficiente la capacidad de absorber un alto voltaje energético.

Esta es la causa principal por la que no nos podemos desenvolver potencialmente, para mostrar lo que somos.

¿Por qué la dimensión sublime, insiste tanto en que nosotros captemos el conocimiento universal?

Insisten para que nuestros cerebros se alimenten de nimeos ricos de conocimientos. Así activaremos los circuitos (cerebrales) abriendo canales, depurando órganos y sistemas (biológicos), limpiando los filamentos de energías estancadas y densas, restituyéndolas por energías nuevas y sutiles. Este proceso trae como resultado que los sistemas se nutran, renovándose, activándose y rejuveneciéndose.

Nosotros somos energías y solo la energía puede renovar nuestros elementos densos.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This

Gracias por tu interés

Si te ha sido útil, compártelo con tus amig@s. Gracias.

Shares