Nuestro cerebro está dividido en 9 zonas, 5 de las cuales pertenecen al lado izquierdo y 4 al lado derecho.

Lado izquierdo

Zona 1: Preservación de la especie. Hambre. Sexualidad primaria. Funcionamiento automático del sistema primario.

Zona 2: Instintos y sensaciones, base primaria. Esta zona no ha sido erradicada: prevalece y todavía ejerce influencia en los actos y acciones de nosotros.

Zona 3: Moralidad y ética. Principios. Virtudes. Religiosidad. Conciencia. Sociedad. Convivencia. Leyes. Sistema de vida en nuestro planeta Tierra.

Zona 4: Conciencia del entorno. Ecología. Preservación humana. Principios equitativos de pensamientos productivos. Creatividad. Funcionamiento de pensamientos globales. Participación colectiva.

Zona 5: Humanidad elevada. Seres ecológicos que luchan para preservar el planeta y la igualdad de los seres humanos. Conciencia universal. Equidad y justicia plena. Creatividad colectiva. Distribución igualitaria. Conocimiento, entendimiento y amor a favor del planeta.

Lado derecho

Zona 6: Humanidad convertida en ser. Mente abierta al conocimiento universal. Conciencia individual y colectiva volcada al bienestar de sus semejantes y del planeta. Apertura y globalización de los conceptos heredados, convirtiéndolos y uniéndolos en conceptos generales. Amor conceptual volcado a trabajos colectivos que abarca un sentido de vida y realización. Crecimiento y cultura humana. Evolución constructiva.

Zona 7: La humanidad elevada a grados máximos se convierte en espiritualidad. La espiritualidad es una humanidad sofisticada, realizada y volcada a grandes realizaciones constructivas de análisis profundo que redundan en el mejoramiento y elevación energética el planeta. Mente desarrollada al conocimiento universal. Entendida, amada y trabajada, hasta llegar al origen de su propia existencia.

Zona 8: Mente cósmica. Ser humano extraterrestre. Conocimientos cósmicos volcados a trabajos universales. Este ser trabaja y pertenece a planos dimensionales superiores; está integrado al servicio universal para transmitir y difundir las enseñanzas cósmicas, despertando conciencias dirigiéndolas en la dirección correcta. Este ser está dotado de dones especiales que lo ayudan en sus menesteres.

Zona 9: Mente universal. Cumplió su trabajo elevado y trascendente, lo hizo con amor profundo e infinito, desenvolvió sus cualidades a tal grado que el universo lo premia para continuar realizando trabajos de mayor envergadura en otros planos y en otras dimensiones.

En estas 9 zonas están albergadas las energías pensamientos, y ellas se colocarán en el lugar que les pertenece por signo, forma, vibración, ritmo, frecuencia, etc.

Las 3 primeras son las mas controversiales, difíciles y densas. El planeta Tierra trabaja generalmente con estas energías, por eso la graduación energética del planeta es el tercer grado, tercer plano y tercera dimensión: 3.3.3. A medida que se produce la evolución y la elevación, nosotros vamos trabajando y el universo nos da infinitas oportunidades para lograrlo. La energía pensamiento se puede estancar en un círculo vicioso hacia el camino de regreso. Cuando no logra salir de la tercera zona, a pesar de todo el esfuerzo que las otras energías han hecho, entonces se encontrará en estados retroactivos, y si no sale de ellos será absorbido y mandado a nuevas creaciones. Comenzará del punto cero: su energía pensamiento será mezclada con otras y reciclada para nuevas creaciones.

Circuito lid

Se encarga de unir las 9 zonas del cerebro a medida que estas se van desarrollando. El circuito lid las va conectando y entrelazando de tal manera que los circuitos adicionales despiertan y comienzan a funcionar, hasta que al final las une a la glándula pineal.

El circuito tiene su sede en cada cabezal, o sea, en el núcleo de cada zona.

Los núcleos son:

Zona 1 – el sentido

Zona 2 – la consecuencia

Zona 3 – la relatividad

Zona 4 – la transparencia

Zona 5 – la legitimidad

Zona 6 – la claridad

Zona 7 – la definición

Zona 8 – la verdad

Zona 9 – la creencia

De esta manera, al unir las 9 cualidades se convierten en una sola, llamada ser energético.

Este ser se esta preparando para encarnar en otros planos y dimensiones, y cuando las 9 cualidades se fusionen, podremos decir que el ser energético trascenderá con una nueva característica que lo determinará. Él trabajará con las cualidades anteriores, unidas en una sola llamada alianza circular.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This

Gracias por tu interés

Si te ha sido útil, compártelo con tus amig@s. Gracias.

Shares